Más de la mitad de los niños pequeños no juegan o realizan actividades de aprendizaje temprano con su padre

Nicaragua Al Día

UNICEF presenta un estudio sobre el comportamiento de los padres en el mundo basado en la Encuesta de Indicadores Múltiples en 74 países, 14 de ellos de América Latina y El Caribe.

NUEVA YORK, PANAMÁ, Más de la mitad, o el 55 por ciento de los niños de edades comprendidas entre 3 y 4 años, aproximadamente 40 millones, en 74 países, 14 de ellos de América Latina y El Caribe[1], tienen un padre que no juega o participa en actividades de aprendizaje temprano con ellos, según un nuevo análisis de UNICEF.

“Lo que estos números nos muestran es que los padres están luchando para jugar un papel activo en los primeros años de sus hijos”, dijo Laurence Chandy, Directora de Datos, Investigación y Políticas del UNICEF. “Debemos romper las barreras que impiden que los padres provean a sus bebés y niños pequeños de un ambiente propicio para que prosperen, incluyendo el amor, el juego, la protección y alimentos nutritivos. Debemos asegurarnos de que todos los padres tengan el tiempo, los recursos y el conocimiento que necesitan para apoyar plenamente el desarrollo temprano de sus hijos “.

El análisis de UNICEF, que utiliza datos de encuestas de grupos de indicadores múltiples (MICS), la colección más grande de datos comparables sobre comportamientos parentales en el mundo, examinó si los niños de 3 y 4 años participaban en cualquier juego y actividades de aprendizaje temprano con su padre. Las actividades incluyen tener a su padre leyendo, contando historias o cantando con los hijos; llevándolos fuera de casa o jugando con ellos; y escribir, contar o dibujar con ellos.

En los países de América Latina y el Caribe, las estadísticas de UNICEF muestran que sólo entre el 6% y el 36% de los padres está involucrado en el aprendizaje de sus hijos de 3 a 5 años, mientras que el involucramiento de las madres es mucho más alto, y varía entre el 31% y el 82%. En los hogares de menos recursos de la región el involucramiento es de sólo del 4% al 22% de los padres, mientras que en los hogares del quintil más rico ese involucramiento llega a ser del 39%, lo que favorece enormemente el desarrollo integral de los niños.

LA IMPORTANCIA DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN LOS PRIMEROS MIL DÍAS

La serie Lancet sobre Desarrollo de la Primera infancia, lanzada en octubre de 2016, reveló que cerca de 250 millones de niños menores de 5 años en el mundo corren el riesgo de un desarrollo deficiente debido al retraso del crecimiento y la pobreza extrema. La Serie también reveló que los programas que promueven cuidados de nutrición – salud, atención responsable, seguridad y aprendizaje temprano – pueden costar tan poco como 50 centavos de dólar por habitante al año cuando se combinan con los servicios de salud existentes.

En América Latina y El Caribe, las cifras demuestran que los niños están cada vez en más riesgo, particularmente los niños más pequeños: En la región un niño muere cada tres minutos, el 50% de los cuales en los primeros 28 días de vida, mientras que seis millones de niños y niñas menores de cinco años están afectados por desnutrición crónica, y 3.9 millones de niños y niñas menores de cinco años tienen sobrepeso. Por otra parte, 1.6 millones de niños y niñas están excluidos de la educación pre-primaria mientras que solo seis de cada diez niños y niñas, de tres a cuatro años de edad, reciben educación en la primera infancia. Por último, dos de cada tres niños y niñas, entre dos y cuatro años, son víctimas de formas violentas de disciplina en el hogar; y uno de cada dos niños y niñas de la misma edad es víctima de castigo físico o humillante.

“Instamos a los gobiernos y al sector privado a incorporar decisivamente una mirada de derechos humanos, priorizando el interés superior del niño, en sus decisiones de inversión y en la implementación de políticas, a fin de lograr un desarrollo pleno de niños y niñas desde sus primeros años y en su futuro”, afirmó la Señora María Cristina Perceval, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe. “Es esta la mejor inversión para construir sociedades prósperas, Pacíficas e igualitarias”.

Para la Señora Perceval, “los niños y las niñas, desde el primer día, se benefician cuando tanto las madres como los padres asumen amorosamente la responsabilidad de cuidar y el derecho de proteger a sus hijos e hijas, acompañando y estimulando su desarrollo pleno. Esto no es solo un desafío ético, sino una evidencia científica”, dijo. Los avances en neurociencia han demostrado que cuando los niños pasan sus primeros años en un ambiente apropiado y estimulante, pueden formarse aproximadamente 1.000 nuevas conexiones neuronales por segundo, algo que solo sucede una vez en la vida. Estas conexiones ayudan a determinar su salud, la capacidad de aprender y lidiar con el estrés, e incluso influir en su capacidad de ganar como adultos.

UNICEF trabaja en América Latina y el Caribe con los gobiernos, la sociedad civil, los profesionales de la salud y el sector privado para apoyar a las familias y las comunidades y aumentar el acceso a una atención y educación de calidad en la primera infancia.

UNICEF LANZA LA CAMPAÑA “SUPER PAPÁS”

Para animar a más padres a desempeñar un papel activo en el desarrollo de sus hijos pequeños y destacar la importancia del amor, el juego, la protección y la buena nutrición para el desarrollo saludable de los cerebros de los niños pequeños, este mes UNICEF invita a las familias a publicar fotos y videos de lo que conlleva ser “Super Papás” y usar el hashtag #LaPrimeraInfanciaImporta en sus cuentas de Instagram y de Twitter.

Fotos y videos de los embajadores y amigos de UNICEF están siendo publicados en Instagram y Twitter de UNICEF y en la galería de la campaña para inspirar a las familias de todo el mundo a compartir sus momentos de “súper papás”.

 

 

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *