Enfermos, solos, heridos y traumatizados, los niños de Mosul necesitan asistencia y protección urgentes

Nicaragua Al Día/UNICEF

BAGDAD,  julio 2017- “Aunque la batalla por Mosul haya llegado a su fin, las profundas cicatrices físicas y psíquicas de los niños tardarán en cerrarse. Unos 650.000 niños y niñas, que han vivido la pesadilla de la violencia en Mosul, han pagado un terrible precio y soportado muchas atrocidades durante los últimos tres años.

Algunos niños continúan sufriendo los focos de violencia que persisten en el casco viejo del oeste de Mosul. Un médico con el que hablamos nos contó que bebés de hasta tan solo una semana, niños y madres, aparecen heridos y cubiertos de polvo y arena, algunos desnutridos. Son las consecuencias que sufren los niños después de vivir casi diez meses bajo intensos combates.

En los últimos tres días, UNICEF y sus aliados han visto cómo se incrementaba el número de niños no acompañados extremadamente vulnerables que llegan a las instalaciones médicas y zonas de recepción. Han llevado a algunos bebés que han aparecido solos entre los escombros.

Los niños no acompañados que llegan a los centros de trauma y a los puntos de encuentro son derivados inmediatamente a UNICEF y otras organizaciones humanitarias para recibir asistencia y reunirse con sus familias, cuando sea posible.

Las necesidades y el futuro de los niños deben seguir siendo una prioridad durante las próximas semanas y meses. UNICEF reitera su llamamiento a todas las partes del conflicto en Irak para que traten a los niños como niños, independientemente de dónde hayan nacido o de a quién pertenezcan. Ahora es el momento de que se recuperen, superen su trauma, se reúnan con sus familias y recobren parte de su infancia perdida”.

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *