Administración de proyectos constructivos: entre el ahorro y la facilidad

Nicaragua Al Día

Tanto si decide administrar usted mismo un proyecto, como si contrata a un tercero, debe exigir la verificación de la calidad en todo el proceso.

Hay dos variables clave a la hora de iniciar un proceso de construcción; una es el presupuesto con el que se cuenta, la otra es la demanda de tiempo que implicará cada etapa. Por eso definir si usted lo ejecutará personalmente o si por el contrario contratará a alguien para que asuma el rol de dirigir el proyecto, es una decisión que debe sopesar con todos sus pros y contra.

Una de las razones por las que los proyectos “llave en mano” son exitosos, es porque para muchas personas dedicar tiempo a hacer cotizaciones, comprar productos, coordinar entregas, girar instrucciones al personal, pagar planillas semanales, etc., es una carga enorme de tiempo que no pueden asumir, dado que su trabajo no se los permite. Sin embargo, para quienes quieren construir, pero no disponen de una gran cantidad de tiempo, existe otra alternativa, que son los administradores de proyecto; éstos son profesionales que pueden asumir el rol de llevar el control de todo el proceso constructivo; eso sí, implicarán un costo más del proyecto.

Las ventajas y responsabilidades de asumir usted mismo el rol, o contratar a un profesional son los que debe sopesar a la hora de tomar la decisión.  Alfonso Estrada, gerente técnico de Plycem, asegura que hay ventajas en cualquiera de las dos opciones, solo debe analizar lo más conveniente para usted y definir lo que se ajusta más a sus necesidades.

Los administradores de proyectos constructivos son normalmente profesionales del área: ingenieros, arquitectos o maestros de obras.   Esto les da una ventaja porque normalmente están bien conectados, es decir, conocen proveedores, profesionales, y materiales para cada necesidad, por lo que pueden resolver.  También se encargan del personal constructivo, es decir son responsables de coordinar las tareas diarias, la compra de materiales y el pago al personal, eso le disminuye el peso al dueño de la obra.  En promedio cobran por sus servicios un 10% del costo de la obra.  “Si se decide por esta opción lo importante es que defina con el profesional a cargo los estándares, es decir, que a la hora de comprar materiales, por ejemplo, éste debe buscar marcas que cumplan con los estándares de calidad que usted busca, que compre insumos que estén respaldados por garantías de calidad y empresas que puedan responder ante cualquier eventualidad, porque será el quien se encargue de esta área”.  Esto aplica también para los acabados de la construcción, el administrador del proyecto, se encargará de ver detalles con el ingeniero o arquitecto de la obra -si no es el mismo-, por tanto, el propietario debe haber negociado previamente lo que busca para que la obra final se ajuste a sus gustos.

Si, por el contrario, decide que en su caso lo que prima es el ahorro de recursos y no puede pagar el costo de un administrador de proyecto, entonces debe prepararse para invertir una importante cantidad de tiempo, porque la recomendación es que busque y compare.  “En nuestros mercados aún prevalece, lamentablemente, comparar los materiales constructivos solo por el tema precio, y eso es un error grave, porque son insumos que se van a usar en una inversión de largo plazo, entonces decidirse a usar una pared liviana un poco más barata, sin considerar las especificaciones técnicas puede ser grave, eso por poner un ejemplo, pero aplica en todos los niveles, el tipo de cemento, la calidad de las varillas, el tipo de acabados, etc.”, asegura el Ing. Estrada.

El control de gastos es otra variable para tomar en cuenta, porque tendrá mayor control si es usted mismo quien ejecuta.

“En todo esto lo que más pesa es la variable tiempo-dinero, porque temas como hacer el presupuesto o comparar materiales llevan mucho tiempo, entonces para alguien que no dispone de tiempo para hacer estas tareas será mucho más sencillo contratar un profesional, pero si lo que más pesa es el costo, entonces debe prepararse para asumir responsablemente esa labor.  Nosotros insistimos mucho en el proceso de construcción responsable, donde el papel del consumidor es super importante, porque es quien primero debe exigir calidad y garantía en todos los materiales constructivos”

La balanza se inclina a una u otra opción dependiendo de sus intereses y necesidades, permítase revisar las ventajas en cada una de las alternativas y así podrá tomar la decisión más oportuna para su caso.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *