El Canal Interoceánico aportará en el enriquecimiento de los suelos de Nicaragua

Nicaragua Al Día

La construcción del Canal Interoceánico, el proyecto que convertirá a Nicaragua en un importante centro de transporte y logística mundial, consta de varias fases con dos objetivos en común, aportar al desarrollo y progreso de este país y contribuir a la protección del medio ambiente de la zona canalera. El uso del suelo a lo largo de la ruta durante el proceso de edificación es una de las responsabilidades que toma muy en cuenta HKND Group, la firma concesionaria de esta mega obra.

En ocasión del Día Mundial del Suelo, que se celebra este 5 de diciembre, y que este año, de acuerdo a la Alianza Mundial por el Suelo, se desarrollará bajo el tema “El cuidado del Planeta empieza en el Suelo”, HKND Group se une a las iniciativas para proteger este recurso natural, que día a día sufre una mayor degradación como resultado de malas prácticas en su gestión y el desarrollo de actividades de explotación inadecuadas.

Como parte de su preocupación por el buen manejo de este recurso natural, HKND ha explicado en diferentes ocasiones, la última durante el V Foro Nacional de Reciclaje de Nicaragua, el manejo adecuado y responsable, de acuerdo a las mejores prácticas internacionales, de la excavación de los suelos durante la construcción de este proyecto con el mayor movimiento de tierra civil de la historia. Para esta obra se requerirá excavar 5,000 millones de metros cúbicos: 4,000 millones de metros cúbicos de “materiales secos” (como roca y suelo) y 1,000 millones de metros cúbicos de dragado marino y de agua dulce.

Los 4,000 millones de materiales secos se ubicarían en 22 áreas de colocación de 31,500 hectáreas, que se ubicarán principalmente en zonas deforestadas para reducir los impactos ambientales y sociales. Tras la construcción del canal, estas áreas serán restauradas y se convertirán en tierra fértil para usos agrícolas y forestales.

HKND Group también ha indicado que el proyecto beneficiará en gran medida a la Reserva Indio Maíz, cuyo bosque ha sufrido de una degradación preocupante debido al avance de la frontera agrícola y a la deforestación indiscriminada. El Canal Interoceánico se convertirá en una barrera protectora en el norte de la reserva frente a futuras intrusiones humanas. De esa manera, será una esperanza para preservar este bosque nativo que aporta una riqueza invaluable al suelo en esta zona y que es hogar de centenares de especies de flora y fauna.

La firma concesionaria también ejecuta planes de reforestación en escuelas de Rivas, apoya un proyecto de vivero en la Universidad Nacional Agraria, implementará una reforestación a gran escala a lo largo del Canal y cooperará con el Gobierno de Nicaragua para realizar programas de reforestación al rededor del Lago de Nicaragua en beneficio de los recursos naturales de este país.

Con el diseño de cada una de las obras que implica la construcción del Canal Interoceánico se ha tratado de evitar o minimizar cualquier daño o impacto ambiental en la medida que sea posible y siempre se ha pensado en crear planes para colaborar con el desarrollo eco sostenible de este país.

Dejar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *