Liverpool-Tottenham una final entre conocidos

Nicaragua Al Día

Por: Oscar Mejía Velásquez

Este ´próximo 1 de junio millones de ojos estarán puestos en un solo objetivo, en el Estadio Wanda Metropolitano ubicado en  la ciudad de Madrid, lugar donde se disputará la final de la Champions League entre dos clubes ingleses que son viejos conocidos, los “Reds” del Liverpool y Tottenham Spurs, que buscan como proclamarse los nuevos reyes de Europa.

Los Spurs son un invitado inesperado para esta final, en las consideraciones de los expertos no estaban en lista que se clasificaran a estas instancias, pero contra viento y marea lucharon hasta lograr el propósito, eliminó en semifinales a un conjunto joven holandés como el Ajax que contaba con una amplia ventaja, pero finalmente perecieron por la inexperiencia en los últimos minutos del partido de vuelta.

Por su parte los “Reds” desde el inicio de la Champions se convertían en un candidato para estar en la final, tienen un plantilla de jugadores que lo hacen lucir fuerte en todas las líneas del juego, más un banquillo de lujo. Es dirigido por el controversial Director Técnico alemán Jurgen Kloop, en la actualidad es considerado como uno de los mejores del mundo y es pretendido por toda Europa.

El Liverpool ha escrito una de las páginas más emocionante de su historia al desterrar al Barcelona en el encuentro de vuelta, realizaron una remontada épica, borraron una desventaja adversa de 3×0, provocando un estallido de alegría a sus aficionados que llenaron el templo del fútbol inglés Anfield Road.

Después de once años, don conjuntos británicos lucharán por quedarse con la máxima competición europea y ambos lo harán tras conseguir gloriosas remontadas en semifinales. Los Reds llegan como favoritos a la definición ante los Spurs por la amplia superioridad en duelos directos entre ambos. Con 172 partidos disputados, el Liverpool ha ganado en 82 ocasiones, el Tottenham en 48 oportunidades y 42 encuentros han terminado en empate. Además, los Spurs no vencen a los Reds desde octubre de 2017, sumando tres partidos sin conocer de victorias ante ellos.

Es una final dispareja, Liverpool es el favorito y por un buen margen porque posee un once titular que dominan a la perfección su posición, tiene la mejor tripleta de goleadores europea, Mohamed Salah, Roberto Firmino, Sadio Mané, que se encuentran saludables, son rápidos y matadores de área.  A pesar que en los últimos desafíos en la Liga Premier, Champions,  no han podido quemar las redes de sus rivales pero continúan como tres temibles que no pueden brindarle centímetros de espacio porque hacen daño.

El sector defensivo con  Virgil van Dijk, Andrew Robertson, Trent Alexander-Arnold , Dejan Lovren, son un cuarteto impasable, todos los ataques mueren en sus pies por la fortaleza y dominio que tienen del terreno cuando pueden ser embestido por sus contrincantes. Es una garantía para el portero Alison tener al cuarteto de Liverpool, que no son los Beattles que enamoraban con su música, pero son una especie de medicamento para el corazón de los miles de seguidores.

Mientras que el Tottenham es un club que no tiene nada que perder, si mucho que ganar si levantan la Copa, no están presionados, saben que llegan como una cenicienta, pero que batallaran para bofetear a los miles de expertos por su pronósticos en contra.

El capitán y goleador Harry Kane estará disponible para jugar la final, después de perderse las semifinales, es la nota novedosa, al igual que el argentino Erik Lamela que junto al coreano Heung-Min Son pueden convertirle la fiesta al Liverpool en un velorio. Pero todo dependerá como organice el sector defensivo su entrenador Mauricio Pochettino, que no se achica contra las dificultades, en un dirigente que usa todas sus herramientas para derrotar al rival.

Pochettino es un tipo capaz de buscar alternativas cuando las cosas no le están saliendo bien en el juego, no es de los que esperan porque son minutos que te pueden afectar en el resultado final. Serán un choque de dos estrategas de alto nivel, podemos deducir que serán una “guerra” de habilidades tácticas, maniobras para buscar como debilitar.

DATOS CURIOSOS:

Damir Skomina será el encargado de dirigir el partido en el Wanda Metropolitano de Madrid. El esloveno estará asistido por sus compatriotas Jure Praprotnik y Robert Vukan. El cuarto juez será el español Mateu Lahoz. La designación de Skomina podría ser una mala noticia para Liverpool, pues el árbitro estuvo en cinco de sus partidos en torneos internacionales y el balance ha sido negativo para el conjunto comandado por Jürgen Klopp.

Los ‘reds’, con el esloveno, perdieron cuatro duelos y ganaron solo uno. Las derrotas fueron contra Fiorentina por 2-1 en 2009, Besiktas por 1-0 en 2015, Villarreal por 1-0 en 2016 y Roma por 4-2 en 2018. El equipo de Anfield solo venció al Nápoli 1-0 en 2018.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *