Cuando vamos actuar como profesionales

Nicaragua Al Día

Por .Oscar Mejía Velásquez

El deporte en general en Nicaragua necesita que sus dirigentes, entrenadores, atletas, aprendan a comportarse como verdaderos profesionales, esto es un viejo vicio que no han superado, hay cientos de escritos, debates, discusiones al respeto desde antaño que exigen como subir un peldaño pero de manera acelerada la cima para mejorar  en todos los aspectos, continuamos en pañales no hay avance, existe un estancamiento  angustioso.

Mientras no exista la preocupación de lograr un progreso que sea vistoso para el deporte nicaragüense nunca  va a mirar con el rabillo del ojo brillar el sol en todo su esplendor, estará sumergido en el fango, la oscuridad será parte de la vida cotidiana deportiva, pero la cuota de responsabilidad recaerá en los que manejan las distintas disciplinas deportivas que no se observa su trabajo como líderes de federaciones.

Mientras no realicen estudios con planificaciones, que tengan visiones de recorrer todas las regiones del país, que nazca un plan que sea atractivo y estimulante, lamentablemente el deporte siempre será un fracaso en una nación carente de logros internacionales. Deportistas de la talla como Alexis Arguello, Dennis Martínez, Román “Chocolatito” González, por mencionar algunos nombres, aparecen esporádicamente, son muy pocos, se convierten en los superman de nuestra historia, pero después volteamos a ver y no hay nada.

Haití es el país más empobrecido de América Latina cuenta con más logros deportivos que Nicaragua, suma más participaciones a nivel Olímpico, con el fútbol una participación en Copa de Mundo, siempre pelean las hexagonales de las Eliminatorias Mundialistas, sus principales figuras han emigrado a distintas ligas europeas, en Atletismo constantemente asisten a los eventos más importantes como mundiales.

Cada vez que estamos cerca de un escenario como los Juegos Panamericanos reiniciamos la polémica de preguntarnos que van hacer los deportistas a este tipo de acontecimientos,  lo cierto es que no hay expectativas de conquistar objetivos exitosos, solo son planes como castillos de naipes de esperar un milagro, no es nuestro nivel, como siempre las perspectivas son igualar o mejorar las marcas nacionales con que se han clasificado.

A veces es injusto descalificar o criticar a la delegación que viajará a Lima, Perú, a quienes deben acribillar a los presidentes de federaciones que se han perpetuado como los dictadores en el poder, los planes que ejecutan a la perfección es cuando se realizan las elecciones y no hay porcentaje de fallar para reelegirse.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *