Más de 80 paquetes alimenticios se entregaron a familias afectadas por los huracanes Eta e Iota en Tola

Noticias de Nicaragua | Nicaragua Al Día

Unas 300 personas de Barrio Nuevo y otras comunidades en Tola, recibieron paquetes alimenticios donados por Logitech e iglesia Nazareno 6 de julio

Viviendas, cosechas, animales, son algunas de las pérdidas que más de 80 familias sufrieron en la comunidad Barrio Nuevo, en el municipio de Tola, por causa de los huracanes Eta y Iota.

Motivados por esta emergencia y con ganas de aportar su granito de arena a estas familias, es que la empresa de capital norteamericano, Logitech, junto a miembros de la iglesia Nazarena 6 de Julio en Masatepe, unieron esfuerzos para llevar un poco de solidaridad a esta población.

Caminos cerrados, lodo, árboles caídos, deslaves sobre el camino de acceso, puentes dañados, ríos crecidos, no fueron impedimento para que la ayuda llegara hasta esa zona, donde las familias esperaban ansiosos en una iglesia, la primera ayuda en dos semanas desde que ocurrieron los huracanes.

La Gerente de Desarrollo Empresarial de Logitech en Nicaragua, Hellen Castellón Molinares, aseguró que todo fue un plan divino, porque la empresa buscaba la forma de llevar la ayuda a personas afectadas por estos huracanes, y la iglesia Nazareno de Masatepe, buscaba esa ayuda para estas familias, y de repente todos se unieron para hacer realidad este proyecto, que denominaron, “Misión Barrio Nuevo”.

Para tal efecto Logitech donó 50 paquetes de alimentos, con una inversión que superaba los mil dólares. Cada paquete contenía, arroz, frijoles, azúcar, pastas, sal, avena, aceite y agua, entre otras cosas, además entregó pasta dental, papel higiénico, champú, jabón de lavar y de baño.

La iglesia Nazareno también entregó 40 paquetes conteniendo arroz, frijoles, aceite, avena, azúcar, y agua, además de ropa y zapatos, donados por amigos y miembros de esta congregación.

La entrega también se hizo posible gracias al apoyo del señor Rudy Talavera, quien puso a disposición su camión de 20 toneladas para llevar las donaciones.

El señor Pablo José Medrano, uno de los afectados por estos fenómenos naturales, después de agradecer el apoyo de Logitech y de la Iglesia Nazareno, narró los momentos difíciles que vivieron en esos días, cuando el rio se desbordo e inundo sus viviendas, solo en su familia en el barrio los Médranos, el agua se llevó los enceres de 14 casas, dañándolas considerablemente.

Según Medrano, cuando comenzaron las lluvias, ellos prepararon una champa en la parte más alta de esa zona para resguardarse si la cosa se ponía fea, lo que ocurrió en realidad, ya que las casas fueron inundadas por el río, perdiendo prácticamente todo.

“Nosotros salimos de las casas cuando el agua nos llegaba a la cintura”, el agua subió tanto que ocasionó que los pozos se llenaran de lodo, dejándonos sin agua para el consumo desde hace dos semanas, situación que todavía vivimos, narró.

La luz se fue y permanecieron por dos semanas incomunicados, hasta hace dos días que comenzaron a limpiar los caminos, y reconectaron la luz eléctrica, dijo el hombre con lágrimas en los ojos.

Aseguró que la primera ayuda que recibieron es la que llevó Logitech, junto a la Iglesia Nazareno, por lo que, durante varios días, no tuvieron que comer, y hacían un solo tiempo.

Mis hermanos perdieron todo hasta sus camas, yo por lo menos recuperé una parte, y logré meter en un barril y colocar en una parte alta algunos alimentos, que es lo que hemos estado comiendo.

Hace dos días comenzamos a ir a nuestras casas para limpiarlas, y pude acondicionar un cuarto para dormir, en la sala el lodo llega hasta las rodillas, porque el río se metió y nos hizo los estragos, comentó

Yo perdí unos 5 mil dólares en una inversión que había hecho a mi vivero, las plantas las arrastro el río, ya tenía un contacto para venderlas a unos extranjeros, allá por el aeropuerto, fue una pérdida total.

“Pasamos todo el día sin comer, ayer hice un tiempo, ahorita ando con una tomita de café, todos así estamos aquel lado, por eso le doy gracias a Dios, que el Señor toco los corazones a esta empresa (Logitech), para que nos ayudara a todos, yo tengo la fe que el Señor no nos va dejar y que voy a recuperar mi vivero”.

Esta son algunas de las historias vividas por esta población, donde habitan más de 300 personas, las que no reportan pérdidas de vidas humanas, pero si, mucha destrucción en plantaciones, viveros, viviendas y cosechas.

Según medios internacionales más de 40 mil personas son las afectadas por el paso de estos dos huracanas, la mayor parte de estas perdió todo lo que tenía y se vio obligada a evacuar sus hogares, dejando atrás todas sus pertenencias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *